Tecnología de alta presión para reparación de hormigón

21/06/2024

En todos los sectores industriales, el uso del agua a alta presión implica una amplia gama de herramientas, técnicas y accesorios especializados. Cada uno de estos componentes se adapta de manera precisa a diferentes necesidades y funciones, proporcionando resultados específicos y mejorando la eficiencia operativa.

Tradicionalmente, la reparación de hormigón se realizaba con martillos neumáticos, aunque este método mostró limitaciones al surgir microfisuras que comprometían la integridad de las estructuras. Este desafío impulsó el desarrollo de métodos no destructivos, destacándose el uso de agua a alta presión.

La tecnología de alta presión permite una reparación precisa y efectiva del hormigón. Al interactuar con la estructura, crea una sobrepresión que elimina selectivamente el hormigón deteriorado, preservando intacta la estructura metálica subyacente, que posee una resistencia a tracción superior.

Técnicas Específicas de Aplicación

  1. Hidrofresado: Utilizado para eliminar partes específicas del elemento tratado, este método emplea un chorro de agua con presiones entre 2000 y 3000 bar. Este proceso es esencial para garantizar acabados precisos y uniformes, manteniendo la integridad estructural del acero.
  2. Operaciones Manuales: Complementando a las técnicas automatizadas, las operaciones manuales con lanza permiten intervenciones en áreas de difícil acceso. Este enfoque reduce el tiempo de trabajo y minimiza los riesgos para los operarios, asegurando una ejecución segura y eficiente.
  3. Hidrodemolición: Especialmente diseñada para la eliminación de hormigón deteriorado, la hidrodemolición utiliza un chorro constante de agua a presiones que varían entre 1000 y 3000 bar. Este proceso remueve selectivamente el hormigón débil, preservando el material estructural sano y prolongando la vida útil de las infraestructuras.

Para más detalles sobre estas aplicaciones y técnicas avanzadas de alta presión en construcción, consulta nuestra Guía sobre Aplicaciones de Alta Presión en Construcción