Técnicas de Alta Presión en Construcción: Transformando el Paisaje de Trabajo

24/01/2024

El agua, recurso ancestral, ha evolucionado en la construcción como una herramienta esencial gracias a las técnicas de alta presión. ALTAP, la Asociación de Limpieza Técnica y Alta Presión, lidera esta revolución, impulsando el conocimiento y la aplicación de estas técnicas. Exploraremos brevemente estas prácticas, sus aplicaciones y las ventajas que ofrecen, contenido que se explorará en profundidad en la siguiente guía divulgativa de la Asociación.

Desarrollo Histórico y Necesidad de Innovación

Ante las limitaciones de métodos tradicionales, como martillos neumáticos, en la reparación del hormigón, surgió la necesidad de procesos más eficientes y no destructivos. Así nació el enfoque en el agua a alta presión, preservando la estructura metálica mientras elimina selectivamente el hormigón.

Técnicas Específicas de Alta Presión en Construcción

  1. Hidrofresado: Emplea un chorro de agua robotizado a presiones entre 2000 y 3000 bar para eliminaciones controladas, manteniendo la integridad de la estructura de acero.
  2. Operaciones Manuales: Utiliza lanza manual para eliminaciones no selectivas en áreas inaccesibles a robots, siendo complementario a métodos automatizados.
  3. Hidrodemolición: Implica un chorro de agua constante a presiones de 1000 a 3000 bar, permitiendo la eliminación selectiva del hormigón deteriorado.

Las aplicaciones incluyen mejora de superficies, hidrodemolición selectiva, hidrosaneado, eliminación de revestimientos y óxidos, marcado de viales y más, destacando la versatilidad y eficacia en distintos materiales y escenarios.

Ventajas de la Alta Presión en Construcción

  • Mayor seguridad: Requiere poca mano de obra, reduciendo el riesgo de lesiones.
  • Polivalencia: Aplicable a diversas superficies y propósitos.
  • Preservación de armaduras: No las daña y elimina corrosión.
  • Mayor vida útil: Evita microfracturas en la superficie trabajada.
  • Ahorro económico y de materiales: Rendimiento elevado con poco consumo.
  • Ventajas medioambientales: Reduce residuos y elementos tóxicos.

Destacando, la hidrodemolición utiliza agua a alta presión de manera controlada por equipos automatizados o robotizados, dirigidos remotamente por un operario. Esta técnica preserva la estructura, minimiza la exposición a accidentes y gestiona eficientemente los residuos generados.

Compromiso de ALTAP y Futuro de las Técnicas de Alta Presión

ALTAP lidera la difusión de estas técnicas mediante una guía divulgativa en desarrollo. La innovación constante promete un futuro donde las técnicas de alta presión continúen transformando la construcción hacia prácticas más sostenibles, eficientes y seguras. La visión de ALTAP se alinea con un paisaje de construcción avanzado y respetuoso con el medio ambiente.